Outsourcing

Outsourcing o subcontratación de actividades de fundraising

La externalización de servicios aporta la flexibilidad y la optimización de costes, contribuyendo al aumento de la productividad y la competitividad de las organizaciones.

 La tendencia mundial en las organizaciones modernas es externalizar algunas actividades que requieren de unos conocimientos y equipos especializados. Esto permite prescindir de estructuras fijas, que implican altos costes de funcionamiento, consiguiendo y, en la mayoría de los casos, obtener mejores resultados en las acciones subcontratadas.

El Instituto de Fundraising Católico está preparado para asumir la transferencia de ciertos procesos de fundraising que, evidentemente, no forman parte la razón de ser -o carisma- de la entidad. De esta forma podrá concentrar los esfuerzos en las actividades esenciales. “zapatero a tus zapatos”.

El IFC puede “llevar” todo un departamento de fundraising de una organización o realizar actividades específicas, como la realización de campañas, proyectos o eventos, para la captación de fondos.

Por política del IFC, el manejo de bases de datos y donativos lo deberá seguir llevando cada entidad, con lo cual nuestros profesionales nunca tendrán información de ningún donante.